Nuestra región se ha convertido en una zona de mercados emergentes, que se ven potenciados por el tamaño de Brasil, la sostenibilidad de Chile, el buen momento de Colombia y la pujanza de Perú y Ecuador.

En este sentido, se puede afirmar que las pequeñas y medianas empresas son las “vedettes” del mercado, convirtiéndose en un segmento que representan cerca del 95% de las empresas nacionales y da empleo al 61,3% de la población, según bases oficiales de cada país.

Por otro lado, FUNDES (Fundación para el Desarrollo Sostenible), afirma que existían hacía 2011 cerca de 716 mil pequeñas empresas y 145 mil medianas empresas, cifras que han reverdecido y aumentado en los últimos años.

Es más, es innegable que los grandes jugadores siguen apostándole a este sector, que cada día, genera más oportunidades para quienes tienen deseos de emprender y desarrollar sus propios negocios.

¿Cuál es la definición de MiPyME?

De acuerdo con el Banco Mundial, las empresas deben cumplir con tres condiciones básicas (Empleados, Activos y Ventas Anuales), de acuerdo con estas condiciones, se clasifican, en:


* Micro empresa. Cuando tiene menos de 10 empleados, sus activos no superan los $100 mil dólares y sus ventas anuales son cerca de $100 mil dólares también.

* Pequeña empresa. Cuando tiene menos de 50 empleados, sus activos son de menos de $3 millones de dólares y sus ventas anuales bordean los $3 millones de dólares.

* Mediana empresa. Cuando tiene menos de 300 empleados, sus activos son de menos de $15 millones de dólares y sus ventas anuales se acercan a los $15 millones de dólares.


Sin embargo, de acuerdo al contexto, las pequeñas empresas no son exactamente como se define por el Banco Mundial, se acercan a cifras un tanto menores para Latinoamérica. No obstante, lo que realmente importa, es que cada vez hay más personas trabajando en nuevos proyectos y generando crecimiento para el país, lo que dinamiza el mercado con innovadoras ofertas de productos y servicios.
En este orden, uno de los factores que ha motivado el crecimiento del sector son las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicaciones), que de acuerdo con un estudio revelado por Fedesarrollo y la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT) aportan al país grandes beneficios, entregan además, retos en igual proporción a quienes buscan el desarrollo y hacer del país un lugar en donde también se compita, por ejemplo en temas relativos a generación de software.

A continuación, cuatro tips para quienes desean crear empresa e integrarse a este segmento, un motivo para crecer más:

  •  Busca una idea que tenga un factor diferencial, algo que no haga todo el mundo, que aporte mucho y que sea la oportunidad para crecer y entregar a la sociedad lo mejor de ti.
  •  Aterriza la ilusión y ponla en papel. Desarrolla un plan de negocio, calcula los gastos y determina cómo llegar a la realidad con tu futura empresa.
  •  Usa tecnología y formaliza tu experiencia interactuando con profesionales que ya han sido exitosos haciendo sus propios negocios. Conoce casos de éxito y de fracaso, y determina la línea por la cual deseas caminar.
  •  Mantén tu pie “en el acelerador”, así las cosas no sean fáciles al principio. Busca capitales de inversión y postula tu proyecto en escenarios competitivos, para poder medir el alcance y encontrar la medida perfecta.

Con esta base, no queda más que invitarte a hacer parte del sector MiPyME y a aportar con tu esfuerzo, al crecimiento del país.

¿Tienes una MiPyme? ¡Conoce los beneficios de usar un software contable en tu empresa en este www.software.contable.com!