En las empresas hay diferentes tipos de liderazgo, incluso negativos. Aquellos que solo dan órdenes, aquellos que quieren hacerlo todo, o quizás, los que son distantes y esperan que los demás sean los que lo arrastre.

img23

Está comprobado, que un buen líder debe ser más estratégico, buscando hacer que la empresa obtenga más contactos de valor para llevar al éxito sus objetivo. Sin embargo, algunos se quedan cortos, porque no pueden soltarse de muchas cosas logísticas y le dedican poco tiempo a la planeación estratégica.

Los líderes según su capacidad personal, pueden ser de varios tipos:

  • Carismáticos. Este tipo de líder es admirado y no tiene que obligar a nadie a hacer su labor. Todos quieren agradarle y por eso trabajan con entusiasmo para ofrecerle los mejores resultados.
  • Inteligente. Extremadamente competitivos, con mucha determinación, son capaces de hacer cosas espectaculares. Requieren a su lado personas comprometidas y fieles, que les sigan en sus pensamientos.
  • Emprendedores. Este es un tipo de líder efectivo para grupos pequeños, con los cuales desarrolla una confianza total. Es capaz de hacer crecer los grupos a partir de ideas innovadoras.
  • Proactivos. Mantiene el grupo unido, es capaz de mantener juntos a personas muy diversas y se comporta de forma conveniente en aras de afirmar la seguridad del grupo.
  • Autocrático. Se basa totalmente en la sustentación de su poder. Tiene adeptos que responden a un “temor” más que a un deseo de aporte voluntario. Le gusta tener todo bajo control.
  • Burocrático. Pareciera que lleva un manual de procedimientos bajo el brazo todo el tiempo.  Es inflexible con salirse una línea del mapa de ruta y su empatía es casi nula.


Después de dar un vistazo a estos tipos de liderazgo, no sobra afirmar que en todas las empresas hay de todo, y que seguramente ya te has identificado en alguno de ellos, sea cual fuere, es aconsejable, ir modelando un liderazgo que busque generar confianza y delegar con tranquilidad. No se puede controlar todo, es prácticamente imposible, y para crecer como empresa, es necesario que tengas el valor de motivar a tus empleados y motivar en ellos los mejores resultados.

¿Tienes una MiPyme? ¡Conoce los beneficios de usar un software contable en tu empresa en este artículo!