En el mundo actual, las empresas son tan dinámicas como los seres humanos. Cambian de forma progresiva y quienes las conforman, deben estar preparados.

Cuando hablamos de desarrollo organizacional (DO), existen diferentes conceptos, uno de ellos es el de Carlos Augusto Audirac (2004), el cual nos dice que el DO es una estrategia educativa adoptada para lograr un cambio planeado de la organización, que se centra en los valores, actitudes, relaciones interpersonales y clima organizacional, tomando como punto de partida a las personas, y se orienta hacia las metas, estructura y demandas de la organización.

Esto implica que las organizaciones deben estar dispuestas a implementar cambios y a adaptarse progresivamente no sólo al entorno, al mercado y a los clientes, sino a los continuos desafíos que plantea la estructura empresarial.

En este sentido, conocer bien todo lo relativo a la operación, las finanzas, el mercado y las personas, da como resultado la posibilidad de afinar los diferentes procesos y ayuda a que la gestión administrativa sea más óptima en todos los sentidos.

A continuación te ofrecemos, tres puntos clave para lograr una empresa más ordenada y con un clima organizacional coherente, frente a las necesidades del cliente:

  1. No deje para mañana lo que puede hacer hoy. Desarrolle una lista de temas importantes por mes, lo que le permitirá saber cuáles serán los objetivos a cumplir durante los próximos 30 días. Evalúe las prioridades, a quienes atender, cómo entregar nuevos servicios y determine con su equipo de trabajo el desarrollo de cada tarea.
  1. Defina roles para cada función. Delegue, delegue… Un buen líder no es el que todo lo hace, es aquel que sabe entusiasmar, capacitar y empoderar a su gente. Recuerde que confiar las tareas asegura el cumplimiento y permite una mayor apropiación de las cosas que hace la empresa. Las personas se agradan cuando sus superiores confían en sus capacidades.  
  1. Planee con tiempo cada actividad. Puede usar un tradicional diagrama de Gantt, el cual le permitirá ir gestionando las diversas actividades de la empresa y crear semáforos para el cumplimiento de las mismas. Después de que esto quede listo, el siguiente paso es, ¡la acción!

En resumen, del buen orden con el cual se defina el cumplimiento, logrará unos mejores resultados al desarrollar su trabajo.   

¿Tienes un negocio online? Te invitamos a leer este blog en el que podrás conocer los beneficios de usar un software contable en tu empresa www.como-crear-empresa.com