Respuestas como: “No sé. Tal vez mañana. Quizás si nos manda una carta, con gusto le respondemos. Ya cerramos y no podemos atenderlo y lo siento, no se hacen devoluciones…”, acaban con la paciencia de los clientes.

Cualquiera que sea el tamaño de tu empresa; producto o servicio que ofrezcas. La atención al cliente, es un tema de supremo valor e importancia, para mantener una recurrencia en ventas y poder llegar a tener un cliente para toda la vida.

Temas como la venta de forma legal, expidiendo factura, garantía adecuada sobre cada producto y servicio. Y, una atención adecuada y precisa, fuera de la implementación de campañas de fidelización, hacen de tu empresa un buen lugar para comprar o visitar por algún servicio.

En este orden, a continuación te revelamos 7 tips para empezar a tener una mejor retención de clientes y por consiguiente una mayor recurrencia en ventas:

  • Maneja una comunicación muy positiva con tus clientes, buscando encontrar las mejores soluciones a sus necesidades y además, mostrando de forma adecuada los pro y contras del servicio o producto. Tu cliente agradecerá tu sinceridad y así no compre nada en el momento, volverá.
  • Si no tienes la respuesta, toma los datos del cliente y dile que harás la respectiva averiguación. Y contáctalo para explicarle. Tu cliente encontrará en tu empresa, un verdadero asesor, lo que le invitará a comprar porque sabe que tiene un buen respaldo.
  • No dificultes las soluciones enviando a tu cliente a sitios lejanos para recibir el soporte o pidiéndole que redacte cartas. Sería muy positivo crear una forma de reclamación, en donde el cliente pueda responder a las preguntas: qué, cómo, cuándo, dónde, con quién y sus datos de contacto.
  • No temas dar la garantía, incluso, recibir el producto y entregar uno nuevo. Es mejor dejar de ganar un poco que perder el cliente.
  • Esfuérzate por brindar el mejor servicio. Los clientes lo notan y por eso prefieren volver a donde saben que los van a tratar bien y van a resolver todas sus inquietudes.
  • Haz entender a tu cliente, que no necesariamente lo más barato es lo mejor. Hay una buena norma que dice: es mejor pagar un poco más por algo que ofrezca una mayor duración (calidad), que por algo que se vaya a dañar rápido. Vende productos de calidad y con respaldo. Entrega servicios muy completos y definidos.
  • Cumple con las fechas y en general con todo lo que hayas prometido. No hay nada más frustrante que esperar un servicio o producto y que este no llegue el día convenido o llegue en mal estado.


Finalmente, genera una política de fidelización: descuentos, valores agregados y servicios extra. Incluso, si es posible, cada año envía un detalle a tu cliente en su fecha de cumpleaños o mantén contacto con él, a través de un mailblasting, con información de valor. La recordación de tu marca estará presente en cada usuario y al final, el deseo de seguir conectado estará presente.

¿Tienes un negocio online? Te invitamos a leer este blog en el que podrás conocer los beneficios de usar un software contable en tu empresa www.como-crear-empresa.com