A partir del surgimiento de Internet, las empresas y profesionales de hoy tienen un amplio conjunto de oportunidades. Entre ellas, la posibilidad de facturar de manera digital; situación que hace más dinámico este proceso y aumenta, no solo la productividad, sino la eficiencia para el desarrollo de las organizaciones.

Debido a lo anterior, es importante que se sigan las diferentes normativas que establecen procedimientos puntuales para hacer y legalizar la facturación electrónica en cada país, las cuales no se alejan de lo establecido para una factura en papel y requiere ciertas habilidades y el cumplimiento de lo estipulado por el ente regulador de cada país.

En México, por ejemplo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a través de su página Web, ofrece la oportunidad a empresas y profesionales con bajos niveles de emisión de facturas, que puedan usar un servicio gratuito en línea para tal fin, el cual entrega las condiciones legales para emitir, deducir los impuestos y desde luego, ayudar a quienes van comenzando como empresarios.

En términos generales, las facturas electrónicas también deben cumplir con los siguientes requisitos:

  •  Un  número consecutivo, el cual está asociado a la fecha de emisión y debe ser llevado rigurosamente, ya sea que el sistema en línea lo de, o que el empresario lo adicione manualmente. Esto varía dependiendo del sistema usado para este fin.
  •  Los datos completos de la persona o empresa a la que se le está cobrando el servicio y además, los datos completos de quién cobra el servicio o producto.
  •  La cantidad cobrada en números  y en letras. Con las deducciones del caso, lo requerido de acuerdo al tipo de régimen contributivo al cual pertenezca la persona o empresa que está haciendo la factura.
  •  La factura electrónica debe llevar todos los datos de la empresa e indicar la ciudad y fecha de la transacción.
  •  En todos los casos, es importante pedir la autorización de facturación respectiva al ente regulador, para que éste entregue el permiso y los consecutivos necesarios.

Sistemas como Alegra, permiten una gestión eficiente de estos procesos con toda la normatividad local y ayudan a mantener las facturas en orden recurrente. Lo que ofrece una información detallada de todas las operaciones y los datos clave del negocio.

Finalmente, solo para recordar un poco, la Segunda Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal de 2013 y su anexo 3, establecieron que los contribuyentes con ingresos de hasta doscientos cincuenta mil pesos mexicanos anuales, deberían facturar electrónicamente usando el esquema de Código de Barras Bidimensional (CBB), mientras que aquellos con ingresos mayores a esta cantidad, deberán facturar electrónicamente bajo el esquema de Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).

Te invitamos a conocer la página de facebook en donde podrás conocer todo sobre los softwares contables y las características y beneficios que tienen para ti.